email: volunteer@otracosa.org

4 Lecciones de la Vida del Voluntariado en Huanchaco

Help environment event
07
Ago

4 Lecciones de la Vida del Voluntariado en Huanchaco

Hacer voluntariado en Huanchaco

Mi pasión por los viajes internacionales y el encuentro con otras culturas siempre fue una gran parte de mi identidad personal. Después de haber vivido en Austria y en India, los últimos 4 años estuve principalmente en mi país, Portugal, desarrollándome profesionalmente. Me faltaba este componente de los viajes de mi vida, ya que la mayoría de mis últimos viajes eran las típicas experiencias turísticas. Cuando en 2016 mi trabajo tomó otro rumbo, entonces decidí aprovechar el tiempo libre y planear hacer voluntariado en el extranjero.

Aquí están algunas de las lecciones más significativas que llevo conmigo a lo largo de esta experiencia. 

1. Aprender a apreciar las pequeñas cosas de la vida

Huanchaco es un lugar distinto. Especialmente si eres una persona que viene de una ciudad grande, como yo, y no estás acostumbrado a tener tiempo para ti, pero también necesitas un cierto grado de multiculturalidad en tu vida. No es por casualidad que conozcas a unos cuantos extranjeros que ya viven aquí por años o que te encuentres con mochileros que cuentan la misma historia: ” Vine a Huanchaco para ir a Ecuador, pero terminé quedándome semanas.”

Este pacífico y vibrante pueblo de pescadores y surfistas – Huanchaco – es un tesoro escondido. No está en los mapas del Perú para muchos viajeros que sólo van al sur y los que vienen aquí, vienen con una cosa en su mente: el surf.

Nos recuerda los viejos tiempos: Todos se conocen; no hay supermercados, ni semáforos. Personas están conversando en las calles. En el pequeño café junto a mi hostal, siempre había alguien jugando ajedrez. Acá, aprendes a desacelerar. No olvidaré despertarme por la mañana, pasando algún tiempo comprando paltas para el desayuno, dando un abrazo a John, el  infatigable viajero de 69 años de edad, y tomar un paseo de 10 minutos para mi trabajo diciendo hola aquí y allá. O reuniendo un grupo inesperado de personas, cada una de un país diferente para presenciar la puesta del sol. ¡No querrás perderte estas puestas de sol!

grupo en la playa mirando la puesta del sol

Huanchaco me ayudó a dar perspectiva a lo que creo. Los momentos más bellos también pueden ser los más sencillos y sólo tienes que apreciar las pequeñas cosas, dondequiera que estés.

2. El voluntariado te da esperanza y pasión

Tener la oportunidad de vivir con la comunidad donde tu ONG también opera es una experiencia inestimable. Y aquí puedes ver con tus ojos el impacto de Otra Cosa Network en Huanchaco. Uno de los proyectos de nuestro programa de HELP Jóvenes es una Rampa de Skate donde los niños en situaciones difíciles vienen a jugar y aprender en un ambiente seguro y enriquecedor. Un momento importante para mí fue conocer a Brayan, un peruano local que comenzó a ir allí como un niño pequeño y hoy en día es uno de los más viejos. Además, se convirtió en un mentor, un amigo y una inspiración para los otros niños.

Igualmente, existe una verdadera bondad entre los voluntarios de Otra Cosa Network que naturalmente se refleja en el propio trabajo en equipo. Yo era parte del equipo de Marketing, por lo tanto, parte del personal de la oficina. Para ser honesta, el espíritu de cooperación que sentí fue algo que nunca había experimentado antes en cualquier otro lugar de trabajo. Además de ser profesionales excepcionalmente talentosos y calificados, abren una dimensión completamente nueva donde todos tienen el mismo fin común: contribuir a un mejor lugar para vivir. Esta nueva conciencia y mentalidad te ayuda a construir tu carácter tanto profesional como personal. Te inspira a ser una persona más comprensiva, auténtica y compasiva. Y eso sin duda te da esperanza y pasión a tu futuro.

OCN oficina

 Yo cuido mi playa - julio

3. Salir de tu zona de confort siempre viene con ventajas inesperadas

Nunca se puede predecir lo que puedes aprender o descubrir con una nueva experiencia como hacer voluntariado en el extranjero.

Cuando decidí venir a Huanchaco, sabía que era un destino predilecto de surf. Como nunca había surfeado en mi vida, pero más que eso, como nunca había pensado incluso sobre la práctica de surf, me di cuenta teniendo clases, siendo alegre para estar de pie más de 3 segundos en la tabla. Además, frecuentemente pasé días en la playa observando los surfistas, sintiéndome abrumada por ellos bailando en las olas con la puesta de sol como fondo.

En mi último fin de semana en Huanchaco tuvo lugar el campeonato “2017 Longboard Huanchaco Pro“. Tuve la oportunidad de conocer el campeón del mundo de Longboard, Phil Rajzman, de Brasil, que vino como participante. Así en ese fin de semana, me encontré despertando temprano para ver la competición y en secreto animando a Brasil (¡disculpas a los peruanos!). Agregué también todas las posibles páginas y grupos de Facebook e Instagram  relacionados con el surf y pasé mi tiempo libre viendo videos de surf. ¡No sabía que sería tan entretenido y adictivo!

con el campeón de longboard

Viajar realmente significa salir de tu zona de confort y descubrir nuevas realidades sobre ti mismo, a menudo de una manera completamente inesperada, creativa e inventiva.

4. La clave no es buscar la aventura sino hacer de la vida una aventura constante

Cuando vives en el extranjero, serás más abierto de mente y seguro de ti mismo. Enfrentas a diferentes situaciones y desafíos en una escala mucho más intensa y recurrente. De cómo se interactúa con los miembros de la comunidad, decidir qué comer, dónde caminar, y cómo pasar tus días, es muy diferente de lo que estás acostumbrado. Siempre estás abrazando lo nuevo.

Hay algunos días cuando sales de tu casa sólo para comer un dulce y terminas reuniéndote con un grupo increíble de nuevos viajeros, cenar con ellos y hacer una fogata en la playa. También puedes decidir tomar una clase de surf y después de ella terminas comiendo un delicioso ceviche y bebiendo el pisco sour hasta que el sol se pone. Estos son los momentos en que te sientes tan conectado contigo mismo y con los demás que te rodean que te das cuenta de que eres lo más cerca que puedes estar de la libertad. Porque decidiste hacer las cosas de una manera diferente a la que estás acostumbrado.

Vivir en Huanchaco me recordó que la felicidad, la aventura y la conexión están donde estás. Depende de ti aprovechar las oportunidades para seres más curioso, abierto y poder conectarte verdaderamente con los demás.

puesta del sol en Huanchaco

Por lo tanto, vivir y ser voluntario en Huanchaco fue más que contribuir a una causa, buscar nuevas experiencias o adquirir nuevas habilidades – fue responsable de recordarme quién soy como ser humano y como viajero. Y estoy escribiendo estas últimas frases en mi último día aquí con una sonrisa en mi cara, un nuevo conocimiento en mi cabeza y gratitud por cada conexión… mientras estoy decidiendo dónde voy a ir por mi último ceviche!

Este blog fue escrito por Joana Arrifano.

Estás haciendo tu donación a : Otra Cosa Network

Con tu apoyo seguimos trabajando para mejorar las oportunidades de educación y de desarrollo social en las comunidades donde trabajamos alrededor de Huanchaco. Creando un cambio duradero a través del empoderamiento local. Si prefieres, puedes donar por transferencia bancaria

¿Cuánto te gustaría donar?
£5 £10 £25
¿Te gustaría donar de manera frecuente? Me gustaría hacer una donación
Cuántas veces te gustaría realizar esta donación (incluyendo la primera) *
Nombre *
Apellidos *
Correo electrónico *
Teléfono
Dirección
Comentario adicional
Cargando...