email: volunteer@otracosa.org

8 cosas que empacar cuando quieres hacer un voluntariado en Perú

Trabajando con los niños
04
Sep

8 cosas que empacar cuando quieres hacer un voluntariado en Perú

Hacer voluntariado en un continente diferente, en un país cuya cultura está muy lejos de la tuya, es la experiencia de tu vida. Para aprovecharlo al máximo, es necesario prepararse bien para el desafío. Basado en mis experiencias hasta ahora en Huanchaco y las conversaciones con colegas, creo que los siguientes “artículos” podrían serte útiles durante tu estancia. ¡Por lo tanto, no te olvides de “empacarlos”!

Es muy recomendable que llegas con un nivel decente de español, especialmente si estás planeando trabajar con niños. Antes de viajar aquí, había pasado una buena parte de mi tiempo aprendiendo el máximo de español posible. Mis mejores consejos: ¡lee, haz intercambio de idiomas con hablantes de español de la otra parte del mundo, escucha la radio y algunos podcasts! No puedes imaginar cuánto vocabulario puedes extraer de esta manera; sin embargo, todavía estaba en apuros cuando me encontré con los seis chicos (de entre 7 y 12 años) murmurando y usando jergas peruanas.

Trae una mentalidad abierta… Si tienes eso en tu bolsillo, avanzarás pronto con el español (incluso si ahora no hablas mucho), simplemente charlando con la chica mientras está preparando tu hamburguesa vegetariana, o con la señora quién se sienta al lado de ti en un viaje en autobús de 8 horas,  hablando con el guardia local que circula por el barrio cada noche y silba que todo está bien; también, con el comerciante quién está sacando el yogurt de fruta menos dulce para ti desde el fondo de la nevera tibia.

 

Ten algo de autocontrol, especialmente cuando se trata de comer, de lo contrario, vas a pesar el doble de lo que pesabas al principio. Pronto verás que después de cada comida desearás un dulce; y después de cada postre, quieres comer algo salado (como mi amigo amablemente me lo señaló). Los pasteles son fantásticos tanto en términos de sabor y de apariencia. Pastel de queso de maracuyá, triple capa y salsa de chocolate  (¿por qué no?),  pastel de mousse de lúcuma

Está en forma para el senderismo de lagos glaciares, volcanes gigantes, y para levantarte a las 4am para poder hacer todo eso antes del amanecer. Lo mismo ocurre con el surf: y tú pensaste que tienes fuerza en tus brazos haciendo 30 flexiones cada día ?! Aquí viene el verdadero ejercicio:  ¡permanecer en el agua durante dos horas sin caer por el cansancio!

 

Surfistas de caballito totora

Surfistas de caballito totora

Ten algunas medicinas buenas para el resfriado, la infección estomacal, la inflamación (eso está para el mal de altura). Y no te olvides el repelente para  mosquitos si te estás dirigiendo a la selva! (Deberías ir allí para ver las criaturas más coloridas e increíbles, algunas de las cataratas más altas del mundo y las ciudades animadas de la selva sin carreteras que conducen a ellas, como Iquitos).

La famosa catarata Gocta

La famosa catarata Gocta

 

Sé creativo y llega con un montón de ideas – o llévalas a cabo aquí – sobre cómo puedes promulgar cambios en la vida de la comunidad local. Tal como mis compañeros de casa, quienes están haciendo un poco de jardinería guerrillera en el barrio cercano. Es genial ver cómo están transformando una plaza abandonada y fea en un bio-jardín sostenible, colorido, que los miembros de la comunidad aprenden a cuidar y luego se beneficiarán de el (ojalá). O tal como mi colega que enseñó danza moderna a los niños en la escuela, quienes nunca experimentaron este aliviado sentimiento de controlar cada movimiento de su cuerpo y de expresarse con ellos. O el voluntario quién creó galletas olímpicas para los niños como un pequeño incentivo para participar en un concurso deportivo.

Los voluntarios están creando un bio-jardín

Los voluntarios están creando un bio-jardín de una plaza abandonada.

Galletas de olimpiadas

Galletas de olimpiadas para niños deportivos.

Estáte abierto a cambiar tus percepciones. Porque lo harás; y sobre muchas cosas. En primer lugar, te frenaras después de la fase maníaca inicial de no entender por qué la gente está deambulando en el centro comercial – y no se apresuran como lo haces tú para hacer todo lo posible en la forma más breve y menos dolorosa. Entonces, te darás cuenta de que en realidad no necesitas mucho para sentirte feliz como pensabas antes. Teniendo un buen trote por la mañana, siendo capaz de pararte en la tabla de surf y permaneciendo encima de ella por un minuto, apreciando que algunos de los niños en la escuela se acuerdan de tu nombre, ofreciéndote a probar “nuez de la india” en el mercado para ver si te gusta o no, disfrutando la puesta de sol en la playa con algunas personas o, a veces con tu libro. Y también aprendiendo a apreciar, cuando en algunos días hay agua en el baño durante la noche y no tienes que subir escaleras empinadas para llegar a la planta baja; o encontrando alguna “zona de cobertura” en la ciudad donde puedes conectarte a Facebook por dos minutos para ver lo que tus amigos de Otra Cosa están haciendo.

Puesta del sol en Huanchaco

Ten paciencia. Y si no la posees, tienes que desarrollarla pronto. Cuando la señora espera la última página – de 60 hojas – salir de la impresora antes de que ella tome el dinero y prepare el recibo para ti. O cuando tienes que pedir a los niños mezclar la pintura roja con un poco de agua para colorear la bandera peruana, de modo que cada uno de los ocho chicos puedan pintar una antes de que se nos acabe el color. O cuando les pides a los niños por cuarta vez que no salten en el saltarín con el cachorro de dos semanas de edad, porque podría ser dañino para él.

 

cachorros y chicos peruanos

Obviamente, estas son sólo algunas cosas que necesitas preparar / traer contigo después de que te inscribiste a un voluntariado en Perú.

Pero una cosa está clara: volverás a casa con más cosas con las que has venido: diversión, algunas cicatrices y nuevos músculos, lindas fotos, sonrisas encantadoras, abrazos dulces de manos pequeñas, toneladas de nuevo vocabulario español, potencialmente un tatuaje y un pulóver de alpaca.

 

Este blog fue escrito de Krisztina Saroy.

Estás haciendo tu donación a : Otra Cosa Network

Con tu apoyo seguimos trabajando para mejorar las oportunidades de educación y de desarrollo social en las comunidades donde trabajamos alrededor de Huanchaco. Creando un cambio duradero a través del empoderamiento local. Si prefieres, puedes donar por transferencia bancaria

¿Cuánto te gustaría donar?
£5 £10 £25
¿Te gustaría donar de manera frecuente? Me gustaría hacer una donación
Cuántas veces te gustaría realizar esta donación (incluyendo la primera) *
Nombre *
Apellidos *
Correo electrónico *
Teléfono
Dirección
Comentario adicional
Cargando...