email: volunteer@otracosa.org

Blog

17
Oct

Una peruana entre muchos extranjeros

¿Cómo comenzó?

Conocí sobre Otra Cosa Network en 2014, cuando hubo un evento en La Rampa con los niños y los voluntarios que estaban en ese entonces; y, me llamó mucho la atención… Los niños sonríen con tan “poco”, no existen los problemas en sus ojos, sólo son felices con una pelota, un skate y una persona jugando con ellos. En mi familia siempre estuvo presente el espíritu de ayuda; y, a mí, siempre me gustaron los niños, el ruido de sus risas son energía de la vida.

Quise informarme más, y lo hice; pero, hacía 4 años que llevaba sin practicar inglés, sin estudiarlo, que me dio miedo intentar ingresar a cualquier proyecto.

3 años después:

Han pasado 3 años desde aquella tarde de buena vibra y risas, de energía magnífica y deseos de ayudar como pudiese. En Julio de este año (2017), ya con 22 años, más decidida, con ganas de poner en práctica habilidades profesionales, decidí ingresar a la página de OCN, y “postular”. Tefa, una de las subgerentes, contesto y me ofreció -según mis capacidades- una vacante en el área de Marketing… “el puesto perfecto”, pensé.

Ella, me dio los pasos a seguir, me citó en la oficina para conversar más detalles; y bueno… La aventura comenzó.

El inicio y el presente:

Mi voluntariado inició en agosto, el día 7. Estaba súper emocionada, y tenía a una compañera extranjera llamada Krisztina. Tenía muchos nervios por el trabajo, más que por el idioma (Krisztina habla muy bien español)… Me puso al día, compartió sus ideas conmigo y así fue, una peruana sentada en una mesa con su compañera húngara, su “jefa” española, y la gerente escocesa.  Así empecé a estar rodeada de gente extranjera… Gente maravillosa, por cierto.

Todos tienen una historia diferente; pero, el mismo deseo: Ayudar a mejorar la vida de las personas locales. La energía de cada uno de los voluntarios es maravillosa, ellos se esfuerzan por aprender/mejorar su español para poder pasarlo mejor con los niños en los diferentes proyectos; y, lo mejor de todo: Los niños se encariñan y les enseñan muchísimas cosas a los voluntarios.

Cada despedida es triste, de alguna forma te acostumbras un poco a ellos. Compartí con Krisztina un mes y medio de trabajo, y después ella partió; pero, me dejó tantas enseñanzas en tan poquito tiempo, y un buen recuerdo de cómo es hablar en inglés y español a la vez (risas).

Joe, un inglés, el  ‘reemplazo’ de Kriszti, llegó hace muy poco. Un éxito en su trabajo; y, del cual, también estoy aprendiendo demasiado. Es increíble cómo puedes absorber cosas positivas de las personas que te rodean, aún siendo muy poco el tiempo que se queden contigo en el mismo lugar.

El futuro de mi alma:

No tengo una fecha exacta de salida; porque, a diferencia de la estancia temporal de los demás, yo no soy extranjera; y, estoy dispuesta a seguir ayudando tanto como pueda en la oficina.

Definitivamente, hacer un voluntariado, te enriquece demasiado el alma, las ganas, te motiva a ser mejor, aún estando en una oficina, el leer tanta ayuda de parte de los voluntarios, tantas ideas motivacionales, y tantos logros, sólo puede generar en ti una sola cosa: Alegría. Muchísima alegría.

 

 

 

Este blog fue escrito por Daniella Infantas

Estás haciendo tu donación a : Otra Cosa Network

Con tu apoyo seguimos trabajando para mejorar las oportunidades de educación y de desarrollo social en las comunidades donde trabajamos alrededor de Huanchaco. Creando un cambio duradero a través del empoderamiento local. Si prefieres, puedes donar por transferencia bancaria

¿Cuánto te gustaría donar?
£5 £10 £25
¿Te gustaría donar de manera frecuente? Me gustaría hacer una donación
Cuántas veces te gustaría realizar esta donación (incluyendo la primera) *
Nombre *
Apellidos *
Correo electrónico *
Teléfono
Dirección
Comentario adicional
Cargando...